domingo, 25 de septiembre de 2011

Para que no me olviden. Joaquin Blez

Lidia Dotres fotografiada por Joaquin Blez


Se hacía llamar el fotógrafo del mundo elegante. Por su estudio radicado en la habanerísima calle de Neptuno se daban cita personajes cuyos embellecidos retratos adornaban las páginas de la crónica social de su tiempo.
Sin embargo, su primera experiencia con el lente nada tuvo que ver con asuntos de tan alto copete como eran las favorecidas imágenes de su opulenta clientela, “en los papeles de la más fina calidad de la época, y con todos los retoques y dibujos a mano sobre el negativo que exigieran sus máximas: belleza, elegancia y decoratividad,” como afirma. Su establecimiento de la calle Neptuno fue considerado en sus días como “de primerísimo lugar tanto por la suntuosidad, como por la modernidad y perfección de la técnica que allí se aplica.
Josefina Ortega




Con el fotógrafo cubano Joaquín Blez Marcé, guardo una extraña relación. De niño me gustaba registrarlo todo, no había rincón que se me escapara. La inmensa casa de mis abuelos, era el sitio perfecto para encontrar cosas, incluyendo cosas que nadie sabia que existieran. Un día, oculta tras otra foto, en un cuadro que colgaba en la pared, encontré un desnudo de mujer y sin comentar nada, me apropie de el. Me gustaría mencionar lo útil que me resulto aquella foto, en tiempos en los que encontrar pornografía en Cuba era algo imposible. Ahora es una de mis más valiosas posesiones, y no solo por su valor mercantil.
Rogelio Portal




1920


1925


1920





Bebe Daniels


Greta Garbo

1 comentario: